Capítulo II - Cronos

Tras su glorioso ascenso, Cronos ordenó construir un monumental palacio en la cima del monte Otris, la morada de los titanes. Allí se instaló junto a su hermana, la titánide Rea, a quien tomó por esposa.

Sin embargo, algo inquietaba la mente del astuto dios del tiempo. Su mutilado padre, antes de enmudecer para siempre, le había predicho que compartirían el mismo destino, ya que uno de sus hijos le traicionaría a él también.

Las palabras de Urano se agolpaban en la cabeza de Cronos avivando la llama de un odio que nunca se apagaría. Así, a medida que Rea iba dándole hijos, Cronos los devoraba nada más nacer para evitar que se cumpliese aquel aciago destino.

Pero la crueldad de Cronos hizo que se ganase la enemistad y el rencor de Rea, quien embarazada de su último hijo comenzó a conspirar contra su esposo para cambiar la suerte del pequeño.

 

 

 

Visto 905 veces